DESDE LA LIBERALIZACIÓN HASTA NUESTROS DÍAS: REGULACIÓN, INNOVACIÓN, INDUSTRIA Y EMPLEO

 

A partir de mañana  3 de Noviembre, se celebra en Madrid, en el edificio de Telefónica en Gran Vía,  el Congreso HISTELCON 2010, organizado por el IEEE y la AEIT, sobre historia de las telecomunicaciones.

Para este evento, mi amigo y colega José Luís Machota Vadillo y un servidor, hemos preparado una ponencia con el título “De la liberalización a nuestros días: regulación, innovación, industria y empleo“”, crítica con el modelo que nos ha llevado la situación actual en nuestro sector, que presentamos el día 4 de Noviembre a las 11.30.

Mi obligado reposo postoperatorio tras la intervención quirúrgica en mi mano izquierda, me impide estar allí, así que lo que iba a ser un alegato a dos voces sobre una oportunidad perdida y la necesidad de cambiar las cosas, tendrá que ser sólo a una, la de José Luís, aunque la reflexión y el trabajo haya sido conjunto.

La organización nos limitó el trabajo a diez páginas, y a ello nos hemos ceñido.  Aquí queda, en este humilde blog.  Mi agradecimiento a quien le interese y más a aquellos a los que les sugiera algo y lo escriban.

Acerca de egbueno
Aunque no todo el mundo es consciente, nuestro sector, el de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, ha sufrido un auténtico descalabro en la última quincena de años, con graves consecuencias para todos. Con una irreparable caída del empleo, especialmente el de calidad, una desaparición de la industria, que se nos ha ido a otras latitudes, y una innovación inexistente, el panorama no puede ser más preocupante. Con más de treinta años trabajando en este sector, en algunas ocasiones en puestos de cierta responsabilidad, este servidor también ha sido, guste o no, y en buena parte, uno de los responsables. Asistimos además, y en términos generales, a una degradación de nuestra sociedad, con el triunfo del capitalismo más ramplón, y, en consecuencia, unas diferencias sociales cada vez mas insostenibles, de lo que somos todos responsables. Intento tratar en este blog tres cosas: -Comunicar, con este blog, mi visón crítica y ordenada de dónde estamos, qué ha sucedido y qué sucede en el sector de las TIC, y dar mi versión objetiva y, espero, formada, de la realidad. -Reflexionar sobre la deriva de nuestra sociedad hacia un modelo socialmente insostenible, que ahonda las diferencias entre unos y otros hasta límites que los que ahora sobrepasamos los sesenta nunca creímos que se llegara. -Informar sobre lo que se cuece en el Comité sobre la SI del IIE que presido, con el objetivo de que, quien me siga, pueda participar. Ingeniero de Telecomunicación, ahora presido el Comité de Sociedad de la Información del Instituto de Ingenieros de España. Fue, además, un placer y un orgullo haber pasado antes por Ceselsa e Indra como Director de Relaciones Institucionales, por ANIEL, ahora AMETIC, como Vicepresidente, por la Agencia EFE como Director Gerente, por el COIT como Decano-Presidente, por la AEIT como Presidente y por la ANECA como miembro de su Consejo Asesor.

5 Responses to DESDE LA LIBERALIZACIÓN HASTA NUESTROS DÍAS: REGULACIÓN, INNOVACIÓN, INDUSTRIA Y EMPLEO

  1. Pingback: Tweets that mention DESDE LA LIBERALIZACIÓN HASTA NUESTROS DÍAS: REGULACIÓN, INNOVACIÓN, INDUSTRIA Y EMPLEO « el blog de Enrique Gutiérrez Bueno -- Topsy.com

  2. Me parece que habéis hecho un buen ejercicio historiográfico y de documentación para el debate; vale la pena maquetarlo bien en PDF y darle vidilla en la Red. No estaría de más subirlo a un servicio tipo GDocs o un Wiki propio para usarlo como base para seguir desarrollando una posición bien argumentada. Ahora bien, lo que falta, a mi modo de ver, es orientarlo a la acción: si bien es pertinente hacer el ejercicio “periodístico” de recopilación de datos estadísticos y aportar (este es el punto fuerte) un análisis motivado y “con conocimiento de causa”, resulta igualmente imprescindible dotar a ese esfuerzo de análisis de una estructura que permita articular una propuesta sólida para la acción… Como sabes, no hablo por hablar; y, como siempre, arrimaremos el hombro “hasta que en lugar de enemigos haya paz”🙂

  3. Antolin Velasco dice:

    ERE enntre los reguladores
    Hace algun tiempo publiqué en el BIT una artículo que se llamaba La CMA (La Comisión del Mercado del automóvil). Era una metáfora en la que reclamaba la inmediata creación de la CMA para obligar a los constructores de automóviles a una rebaja de los precios de al menos un 30% y eso había que hacerlo porque sí, independientemente de las consecuencias, como por ejemplo la destrucción de empleo. por cierto reclamaba la sede de la CMA para mi pueblo, Béjar, argumentando que por qué no va a tener Béjar una sede si es más antigua que Madrid o Barcelona.
    En ese artículo hablaba de los reguladores y decía que mientras tanto los reguladores se construían unos edificios estupendos con buenos sueldo y eso si hacían muchos informes que solo servían para que los Consultores hicieran a su vez más informes.
    Bueno pues ha pasado el tiempo y nuestro regulador ha inaugurado un estupendo edificio nuevito en el distrito tecnológico @22 de barcelona. O sea que el regulador ya está bien instalado para regular hasta el más minimo detalle. Recomiendo al lector masoquista que se lea la normativa de la OBA. En la misma se regula “hasta el color de los calcetines del operador” . Bueno esto es una broma, pero no lo es que es una normativa Kafkiana, el sueño del burócrata que todo lo define y lo decide.
    Los que están encantados de esta regulación son los abogados, pues van a tener trabajo hasta el año 5000 por lo menos.
    Lo que propongo es que se haga un estudio sobre cuanto nos cuesta la regulacion o mejor dicho, las regulaciones y propongo, así de entrada, suprimir todas las regulaciones nacionales (27 por x sectores) , más las autonomías, que también regulan lo suyo y en breve de modo indirecto también lo harán los Ayuntamientos, pues quieren recaudar ya que la crisis los ha dejado famélicos a los pobrecitos y dejar solo las de Bruselas. Puestos a regular, es mejor que lo haga solo uno.
    No os parece

  4. Elias de los Reyes Davo dice:

    Desde su alumbramiento, las Telecomunicaciones ya nacen con el “gen” global, si no no son telecomunicaciones. El escenario ya no solo es el Mundo, sino el Universo entero. Ejemplos de ello son los sistemas de numeración en telefonía, la creación de la WARC para la regulación del espectro radioeléctrico, o los niveles OSI. Las cosas ya nacen con esa vocación universalista. En definitiva, cuando los sistemas de telecomunicación nacen, lo hacen de la mano de una regulación mínima que asegura su compatibilidad en un escenario global.

    Estoy plenamente de acuerdo que, sobre todo en los escenarios globales (que tienen que ser compatibles con los escenarios locales), los excesos de regulación esclerotizan. Eso lo entendemos muy bien los “telecos” por que nos han enseñado aquello de los “grados de libertad” y que restringir una variable significa no tener proyección en esa dimensión. De todas formas recuerda que las sociedades cerradas tienen tendencia a la regulación en exceso (como sabes, el que los viernes no se pudiera comer carne, responde a un exceso de regulación y no a una necesidad operativa).

    Desde que se inventó el transistor de Estado Sólido, en Telecomunicación e Informática, estamos en una situación disruptiva. La digitalización era algo ya conocido que se practicaba habitualmente, pero lo que rompió la tendencia (que estaba acogotada por los tubos de vacío, a los cuales ya, tecnológicamente, nos se les podía añadir más electrodos) fue el nacimiento del Estado Sólido, primero con el transistor y luego con los CI. Desde mi punto de vista, aún no hemos llegado al final en este asunto y queda bastante recorrido. Por tanto, teniendo en cuenta que esto se produjo en 1948 y que aún nos queda muchísimo por hacer, sobre todo en el campo de los nuevos materiales y la biotecnología, la conclusión es que esta situación de estar “subidos en la exponencial” no es nueva y que, si bien lo lineal es lo habitual para otras genéticas, para nosotros los “ telecos” lo normal es la exponencial. (acuerdate de los decibelios).

  5. Mariano Medina dice:

    Cuesta creer que la voluntad política de la intervención del Estado, por vía regulatoria, en las telecomunicaciones fuese laminar este sector industrial y eliminar decenas de miles de puestos de trabajo de alta cualificación profesional. Teóricamente, la intervención del Estado en la economía se justifica cuando los mecanismos del libre mercado no conducen a situaciones eficientes en el uso de los recursos, o cuando la actividad empresarial genera externalidades negativas en la sociedad o el medio ambiente. Sin embargo, en el caso que nos ocupa, esa intervención en pro de la competitividad y el abaratamiento de los precios de nuestras telecomunicaciones ha generado por sí misma externalidades negativas gravísimas: la destrucción masiva de empleo, de tejido empresarial y de capacidad innovadora. Es decir, ha sido peor el remedio que la enfermedad.

    Sorprende más aun que esa iniciativa depredadora del sector, eficazmente pilotada desde aquella Secretaría General de Comunicaciones, en tiempos de Aznar, perfectamente continuada con Zapatero desde la SETSI, y empleando ambas a la CMT como instrumento ejecutor, haya sido comandada desde esas instancias, no por políticos desconocedores de lo que estaban haciendo, sino por prestigiosos profesionales que, quizás aspirando a ser más papistas que el Papa en la cruzada por la liberalización del mercado, o atendiendo otro tipo de motivaciones en el terreno de lo personal, lo cierto es que a pocos títeres han dejado con cabeza en este sector.

    Porque el argumento fundamental en defensa del intervencionismo, so pretexto de abaratar la factura de las telecomunicaciones, se ha revelado insostenible. El hecho es que, con un nivel de renta cada vez más bajo, la sociedad gasta en telecomunicaciones cada vez más – lo cual es lógico en los tiempos que vivimos –, mientras el Estado continúa intensificando la “rapiña” fiscal y algunas grandes empresas del sector multiplican sus beneficios a pesar de la crisis.

    ¿Se ha actuado con irresponsabilidad por parte de los responsables ministeriales? No habría sido de extrañar en estos tiempos, pero no se ha escuchado un mínimo mea-culpa por parte de nadie. Están orgullosos de sus logros, a pesar de que se les ha ido la mano en el coste social e industrial. En cuanto a los responsables empresariales, han aprovechado la situación para aligerar y rejuvenecer sus plantillas – no sus comités de dirección –, truncando la carrera profesional de decenas de miles de personas, al tiempo que se han lucrado personalmente como nunca se había visto en el sector.

    ¡Alguien tenía que beneficiarse de todo esto!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: