LA COHERENCIA DE TELEFÓNICA, QUE, COMO OTROS, TAMBIÉN SE NOS VA

En una de mis entradas, “Llevar el negocio a otras latitudes”, señalaba la estrategia de nuestro operador dominante, que miraba descaradamente hacia el mercado americano y desatendía el nuestro.

Ha demostrado ahora Telefónica su coherencia con la reciente reorganización y nombramientos en algunos de sus niveles. Se trata de decisiones orientadas al fortalecimiento de su presencia en Latinoamérica, como no podía ser de otra forma.

Cuando una multinacional no española, que toma sus decisiones fuera de nuestro país, se va a otros lugares, como ha pasado recientemente con Sony, sabemos que algo importante nos deja en beneficio de terceros países, que han atraído esas inversiones por las mismas razones por las que antes las atrajimos nosotros: por tener mercado en expansión y por unas condiciones laborales y de entorno positivas.

Ahora, es Telefónica la que, al tran-tran, aleja sus inversiones de España y las lleva al otro lado del Atlántico. Ahora son españoles, pues la sede de Telefónica sigue estando en España, los que deciden irse a otros países, a nuevos mercados donde invertir.

Con lo que ha pagado Telefónica por Vivo, más todo lo que va a invertir en redes en Brasil y demás países, hubiéramos impulsado definitivamente nuestro sector, hasta ponerlo por delante de otros tradicionalmente por delante.

Pero el negocio y la cuenta de resultados mandan, y en Europa el mercado no funciona, y no resulta rentable dejarse la piel.

 Con un sabor agridulce, hay que entenderlo.  Por un lado, tenemos una gran empresa que está haciendo lo que mejor corresponde en las circunstancias actuales, y, por otro, un país que necesitaría que esas inversiones no se fueran y sirvieran para salir de la crisis y crecer aquí , pero que no está poniendo los medios para que ello sea posible.

Se trata de un problema europeo de exceso de regulación, que nos afecta y que genera operadoras languidecientes….a excepción de Telefónica, que no se está dejando.

Visto con el tiempo, parece mentira que leyésemos, y a la mayoría le gustara, que la prensa definiese a la tal Vivianne Redding como “el azote de la operadoras”, cuando deberían ser esas operadoras a las que se “azotaba”  responsables del crecimiento y de unas inversiones que no se están dando ni de lejos como debieran. Así nos luce el pelo, y demuestra una temeridad rayana en la inconsciencia y una percepción del papel que debieran jugar las operadoras totalmente distorsionado.

Ahora, a este paso, y si las cosas siguieran igual durante esta próxima década,  si las condiciones y la tendencia siguen siendo las mismas, nuestro operador podría llegar a pensar en comprar DT y FT, aunque ya sabemos que no lo permitirían ni la competencia, ni los nacionalismos de los gobiernos europeos, fervientes defensores de unas empresas que consideran propias y que se están cayendo sin que hagan nada.

Acerca de egbueno
Aunque no todo el mundo es consciente, nuestro sector, el de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, ha sufrido un auténtico descalabro en la última quincena de años, con graves consecuencias para todos. Con una irreparable caída del empleo, especialmente el de calidad, una desaparición de la industria, que se nos ha ido a otras latitudes, y una innovación inexistente, el panorama no puede ser más preocupante. Con más de treinta años trabajando en este sector, en algunas ocasiones en puestos de cierta responsabilidad, este servidor también ha sido, guste o no, y en buena parte, uno de los responsables. Asistimos además, y en términos generales, a una degradación de nuestra sociedad, con el triunfo del capitalismo más ramplón, y, en consecuencia, unas diferencias sociales cada vez mas insostenibles, de lo que somos todos responsables. Intento tratar en este blog tres cosas: -Comunicar, con este blog, mi visón crítica y ordenada de dónde estamos, qué ha sucedido y qué sucede en el sector de las TIC, y dar mi versión objetiva y, espero, formada, de la realidad. -Reflexionar sobre la deriva de nuestra sociedad hacia un modelo socialmente insostenible, que ahonda las diferencias entre unos y otros hasta límites que los que ahora sobrepasamos los sesenta nunca creímos que se llegara. -Informar sobre lo que se cuece en el Comité sobre la SI del IIE que presido, con el objetivo de que, quien me siga, pueda participar. Ingeniero de Telecomunicación, ahora presido el Comité de Sociedad de la Información del Instituto de Ingenieros de España. Fue, además, un placer y un orgullo haber pasado antes por Ceselsa e Indra como Director de Relaciones Institucionales, por ANIEL, ahora AMETIC, como Vicepresidente, por la Agencia EFE como Director Gerente, por el COIT como Decano-Presidente, por la AEIT como Presidente y por la ANECA como miembro de su Consejo Asesor.

8 Responses to LA COHERENCIA DE TELEFÓNICA, QUE, COMO OTROS, TAMBIÉN SE NOS VA

  1. adomon dice:

    Constatada esta realidad, es decir que Telefónica busca la rentabilidad económica allá donde está, sin importarle realizar inversiones en España, cabría preguntarse si es realmente por un problema de regulación Europea, o si se trata en realidad de un problema global en el modelo de negocio de las operadoras tradicionales que operan en países desarrollados
    ¿Lo están haciendo mejor FT, DT o BT? ¿Y AT&T, Sprint, Verizon o NTT? Yo creo que no.

    Deseemos al menos en la oportunidad de que Telefónica esté en Latinoamérica (y algo en China), algo que debería permitir a profesionales españoles (¿y a proveedores?) españoles, alguna “ventaja competitiva”😉

  2. egbueno dice:

    Adolfo, creo que es un poco de todo. Probablemente los operdores tradicionales no hayan sabido adaptar su negocio a los nuevos tiempos, dando “valor al bit”. Pero creo que todo este tipo de innovación en los modelos de gestión se llevan a cabo con mucha más dificultad cuando desde la Comisión Europea te están “azotando”, que es lo que orgullosamente hacía la Comisaria de turno hace poco.
    Creo, por otra parte, como he escrito, que FT, DT lo están haciendo mucho peor que nuestro operador.
    Los operadores americanos tienen otro entorno, se les ha acosado menos, o lo han sabido hacer mejor, o las tres cosas.
    En términos relativos, Telefónica no tira de profesionales como debiera. En el Dpto. de Compras en Alemania no creo que haya muchos españoles, aunque alguno habrá. Y proveedores españoles de Telefónica ya casi no existen y los que permanecen son pura resitencia.
    Pero, desengañate, es a lo que hemos llegado entre todos.

  3. Ramiro Cortés dice:

    Enrique, te sigo como puedes comprobar.. A mi me ha encantado la noticia que mencionas, Telefónica da un importante paso en la compatibilización de su organización y cultura interna con el concepto de compañía multinacional: hacer esfuerzo inversor en aquellos mercados que te permitan crecimiento más rápido (el brasileño es BIC y además conocido), apoyar ese esfuerzo inversor con una organización que haga realidad el crecimiento esperado y fortalecer/potenciar las líneas de control corporativo financiero del negocio. La reorganización, casi de libro.
    No desatiende las inversiones que necesita hacer en España, sería una locura por dos razones: por el peso de este mercado en su negocio total y por lo que significa para su negocio global tener una posición muy importante en el mercado de su propio territorio (otra elemento básico del concepto de compañía multinacional). ¿No será que todavía no es el momento, que la demanda real no lo pide?.
    No me parece justo el comentario sobre los proveedores españoles, algunos le han acompañado en su expansión y permanecen los que han sabido hacerlo. ¿Crees que algunos de los grandes suministardores multinacionales no son también pura resistencia?, hay que ajustarse a los tiempos y al mercado. No se han creado “Inditexes” en nuestro sector y eso no tiene que ver con la regulación ni con la Comisión, es un problema más profundo.
    Analiza un poco más lo de Munich.

    • egbueno dice:

      Ramiro, me alegra que sigas este humilde blog.
      Apreciarás, entonces, que mi opinión es que nuestro oprador dominante lo está haciendo muy bien, aprovechando oportunidades, entrando con fuerza en mercados emergentes, y posicionandose a nivel mundial. No tendría nada que objetar si no fuera porque creo que en España llevamos mucho tiempo sin que se invierta al nivel que se debiera para que TODOS se beneficaran de un ancho de banda que sí tienen otros países. Ahí tienes la evolución de las inversiones en la primera entrada de este blog, consultala y comprobarás que dejan mucho que desear.
      Eso no significa que Telefónica sea la culpable, aunque algo tiene que decir. Creo que la demanda existe, y es cada vez mayor, hasta el extremo de que los operadores avisen de que la red se puede llegar a saturar. Creo que el modelo no funciona y que el regulador se tiene que repensar las consecuencias de su estrategia para conseguir algo que no llega, pero que está causando tremendos efctos colaterales.
      El sistema persigue que el alumno destacado de la clase, el listo, sea perjudicado en beneficio de los que van más retrasados, para que éstos tengan su oportunidad. Ya sabes que sobre si esto es bueno o malo hay un debate de interés en el mundo de la educación. Aquí llevamos retrasando al listo durante ya más de diez años, quien, harto de pedir que el modelo cambie y él también tenga oportunidades para demostrar su valía en este colegio, está empezando a estudiar en otros colegios porque en este cada vez aprende menos.
      Como bien sabes, todo es relativo, uno es feo o tonto en comparación con quién, cual es la referencia. En este sentido, y aunque Telefónica no puede desatender las inversiones en España, éstas están muy por debejo de lo que debrían. Pero es algo que ha venido avisando permanentemente, año tras año, junto con los demás operadores con red propia. Así que no lo digo yo. Lo dicen ellos y las estadísticas.
      En estos términos de relatividad hay que considerar lo de la escasez de industria de telecomunicaciones. También en el desierto hay nacen plantas. Tampoco es algo que solo mantenga yo, lo reconoce la propia patronal del sector en sus informes anuales.

      • Ramiro Cortés dice:

        Enrique prefiero tus opiniones personales, de la patronal del sector “libéranos Señor” y no estoy seguro si sólo de la del sector.
        ¡Claro que TAMBIÉN se va a estudiar a otros colegios, todos!. Desde mi punto de vista las inversiones se van, más o menos, adaptando a la demanda real y cómo es lógico a las circunstancias en las que nos estamos moviendo. Creo que el aviso de los operadores con red propia responde más a un posicionamiento negociador que a la realidad de la demanda de las inversiones.

      • egbueno dice:

        Ramiro, no se te olvide que fuí vicepresidente de la patronal AETIC, entonces ANIEL, durante más de ocho años. Me la conozco bien y sé que cuando dicen que la industria de telecomunicaciones está de pena, hay que creerles. Además, y si te fías más de mi opinión, coincido con ellos. No tiene nada que ver lo que tenemos con lo que había en 1999 ni con lo que todos creímos que íbamos a tener. Es la realidad, por desgracia.
        Y asume que el papel del regulador está favoreciendo bien poco, por no decir nada, el impulso de nuevas redes. También es la realidad, y también por desgracia.
        Ojalá fueran las cosas de otra forma.

  4. Ramiro Cortés dice:

    Enrique no me he olvidado de tu paso por Aniel, pero aún así insisto: de la patronal “libéranos Señor”.

    Hay un artículo hoy en El Pais de Tomás Delclós en el que dá unos porcentajes que translucen un importante componente del porqué de la debilidad de la demanda de más velocidad.

    Otro punto: ¿no crees que todavía imagenio tiene recorrido con la tecnología actual sin necesidad de invertir?. Como sabes esta es una de las áreas motoras de la necesidad de ancho de banda.

    Desde luego que la regulación deja que desear, pro no creo que sea el obstáculo más importante. Sería equivocado pensarlo.

    • egbueno dice:

      Ramiro, sobre lo de Imagenio. Sí creo que Imagenio es una buena alternativa, y que tiene recorrido. Hasta tal punto de que, si yo pudiera, me apuntaría. Pero se da el caso de que no puedo, porque, precisamente por no haberse hecho las inversiones que lo posibilitarían, no me llega suficiente ancho de banda para que sea posible.
      Así que, como ves, al final siempre llegamos al mismo punto: sin inversiones no hay futuro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: