EL COLAPSO DE LA RED Y LAS INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURAS

El debate sobre la neutralidad de la red viene, hace ya tiempo, siendo inevitable.  Santander representa un punto informativo que no hace sino concentrar y ordenar las razones de una de las partes, la que representan los operadores responsables de las infraestructuras.  Como los medios están ahí, ávidos de información, la cuestión se vuelve a desatar. Pero la incongruencia viene de lejos, aunque se haya tolerado, incluso se haya jaleado.

Es este un debate que, si se observa desde fuera, resulta difícil de comprender. Es lógico y natural que quien utilice un servicio lo pague, y lo haga en cantidad suficiente como para que ese servicio continúe existiendo, mejorando y evolucionando. De no ser así, antes o después, ese servicio desaparecerá, lo que redundará en perjuicio de todos.  

Así que resulta difícilmente justificable que quienes están haciendo pingües negocios en Internet gracias al uso (abuso), sin compensaciones, de las infraestructuras de telecomunicación que garantizan y mantienen otros, con Google a la cabeza, continúen haciéndolo.

Solo lo complejo de la situación, que supera las barreras de los países y los continentes, en la que es difícil la toma de decisiones unilaterales, hace que la solución sea tan complicada que no se sepa bien cómo abordarla. 

Pero, mientras que los “googles” tienen difícil tender una red como las que actualmente disponen los operadores, éstos sí pueden ir ocupando el terreno de aquellos. La recién anunciada unidad de servicios digitales que acaba de crear Telefónica va en esa dirección. Como dijo Julio Linares, consiste en darle valor al bit que va por sus redes. Ojalá tengan éxito. Pero eso lleva tiempo.

 Ahora bien, el debate acerca del fin de la tarifa plana es otra cosa.  No nos podemos olvidar de que el aumento de tráfico, y, por tanto, de clientes,  y de ingresos, ha sido posible, en gran medida, gracias a la existencia de ese gran invento que fue la tarifa plana.

Los responsables de las operadoras razonan ahora que, con la utilización actual de las redes, y más con lo que se espera en el futuro, éstas llegarán a colapsarse. Y que es necesario cobrar más a quien más consume.  Afirman que no podrá sostenerse la divergencia entre el incremento del tráfico y los ingresos.

 Aceptando la lógica de sus demandas en el caso de que la red corriera el riesgo de colapsarse, habría que cuestionar el origen de aquellas, es decir, que las infraestructuras ya no aguanten.

Huelga reconocer lo lógico que es que los operadores intenten incrementar sus ingresos, especialmente en un entorno como el actual, en el que  ya no saben qué hacer, en un mercado sectorial regulado en exceso, para mantener e incrementar los beneficios.

Hay que recordar que las redes actuales han soportado de sobra el tráfico mientras que la demanda era todavía baja. Pero es el incremento de aquel y, sobre todo, el escaso esfuerzo inversor, lo que acabará propiciando ese colapso. Es decir, puede que las redes actuales lleguen a saturarse, pero la cosa sería bien diferente si las infraestructuras fueran otras.

Sin duda la situación sería otra si las redes de nueva generación fueran una realidad, y si, al menos, el tendido de fibra óptica se hubiera llevado a cabo de forma generalizada. La capacidad de esas redes de nueva generación evitarían ese colapso con que nos amenazan, y habría un amplio margen para resolver todos los conflictos que afectan a una  Red que los arrastra desde su nacimiento, conflictos  que algún día se volverán en su contra.  

Pero no se ha invertido lo que se debería haber hecho, y estamos donde estamos, intentando cargarnos una de las razones por las que la incorporación del ciudadano a la Sociedad de la Información es un éxito, la tarifa plana.

Es cierto que hemos ido avanzando, en esto de Sociedad de la Información, por un camino que, si inicialmente era cómodo, cada vez se hace más angosto y difícil. Algo habrá que hacer. Pero, entretanto, y sin más retrasos, tener las infraestructuras adecuadas, la que se requieren, las que sabemos hace tiempo que son necesarias.

Para eso los operadores tienen que invertir en las redes del futuro. Ya.

Y para que se den las condiciones de entorno que lo haga posible,  quitarle ataduras al sector.

 Cuanto antes, mejor.

Acerca de egbueno
Aunque no todo el mundo es consciente, nuestro sector, el de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, ha sufrido un auténtico descalabro en la última quincena de años, con graves consecuencias para todos. Con una irreparable caída del empleo, especialmente el de calidad, una desaparición de la industria, que se nos ha ido a otras latitudes, y una innovación inexistente, el panorama no puede ser más preocupante. Con más de treinta años trabajando en este sector, en algunas ocasiones en puestos de cierta responsabilidad, este servidor también ha sido, guste o no, y en buena parte, uno de los responsables. Asistimos además, y en términos generales, a una degradación de nuestra sociedad, con el triunfo del capitalismo más ramplón, y, en consecuencia, unas diferencias sociales cada vez mas insostenibles, de lo que somos todos responsables. Intento tratar en este blog tres cosas: -Comunicar, con este blog, mi visón crítica y ordenada de dónde estamos, qué ha sucedido y qué sucede en el sector de las TIC, y dar mi versión objetiva y, espero, formada, de la realidad. -Reflexionar sobre la deriva de nuestra sociedad hacia un modelo socialmente insostenible, que ahonda las diferencias entre unos y otros hasta límites que los que ahora sobrepasamos los sesenta nunca creímos que se llegara. -Informar sobre lo que se cuece en el Comité sobre la SI del IIE que presido, con el objetivo de que, quien me siga, pueda participar. Ingeniero de Telecomunicación, ahora presido el Comité de Sociedad de la Información del Instituto de Ingenieros de España. Fue, además, un placer y un orgullo haber pasado antes por Ceselsa e Indra como Director de Relaciones Institucionales, por ANIEL, ahora AMETIC, como Vicepresidente, por la Agencia EFE como Director Gerente, por el COIT como Decano-Presidente, por la AEIT como Presidente y por la ANECA como miembro de su Consejo Asesor.

4 Responses to EL COLAPSO DE LA RED Y LAS INVERSIONES EN INFRAESTRUCTURAS

  1. Eladio Gutierrez dice:

    Coincido contigo en la necesidad de abordar el tema de las tarifas planas ya que no puede ser que si el 80% del trafico lo consume el 20% de los clientes, estos tengan los mismos precios que el 80% de los clientes que solo consumen el 20% del trafico.
    Pero ademas, es necesario aclarar quien paga en Internet, porque los defensores del uso de la red como alternativa a las redes convencionales de difusion por ondas hertzianas terrestres son mucho más eficientes que hacer broadcast por la red. En este caso cada “escuchante/espectador” le supone un coste a la compañia prooductora de contenidos que puede llegar a ser imposible de soportar. ¿Alguien se puede imaginar como serian las redes para ver por Internet el pasado Mundial de futbol? ¿Y puede responder alguien cual seria el coste para la compañia de television que de ese modo lo difundiera?

  2. Estimado Sr.:

    Coincido con usted en este artículo con que la culpa del supuesto colapso de la red es la falta de inversión en infraestructuras provocada, en parte, por el exceso de regulación del sector. Sin embargo debo discrepar en que deba cobrarse a las “googles” por utilizar la red…

    Las “googles”, como usted las ha llamado, son usuarios exactamente iguales que los demás (con la discrepacia del ancho de banda contratado), sin embargo desde el punto de vista de la operadora interesa apartarlos y ponerlos en un grupo especial (“Las Googles” podría llamarse) para poder cobrar un impuesto por su eficacia a la hora de hacer negocio. Desde el punto de vista de la operadora ¿debería diferenciarse entre un cliente y un servidor? ¿o es por volumen de tráfico? (recordemos que “Las Googles” ya están pagando un ancho de banda mucho mayor para ese volumen de trafico) ¿o es porque ellas han construidos sus propias redes y han pisado el sacrosanto terreno de las operadoras? (lo cual estaría regido por acuerdos de interconexión negociados directamente entre las operadoras y “Las Googles”) ¿o por volumen de negocio? (¿obligarán a enseñar los libros de contabilidad?) ¿y no será simplemente “envidia cochina” porque han sabido darle un valor añadido (y sacarle partido económico) a esos bits aparentemente iguales y las operadoras no? (recordemos a Lycos y Keteke por poner un ejemplo)

    En fin, visto el panorama, yo apuesto por esta última opción.

    S2 (Saludos)

    Ranganok Schahzaman

    PD: Al señor Eladio Gutierrez debo decirle que la tarifa plana no es por tráfico consumido sino por la velocidad a la que se entrega ese tráfico. La maniobra de las operadoras viene a que actualmente la mayoría de la gente se siente cómoda con una velocidad de entre 1 y 10Mbps y no tiene necesidad de aumentar su velocidad (con la consiguiente subida de precio), por lo que las operadores están intentando sacar más dinero de otros lados, como por ejemplo cobrarle un canon a “Las Googles” o a los usuarios que más gastan (que nadie crea que van a bajar los precios a los que menos consuman).

    • egbueno dice:

      Ranganok: Efectivamente, creo que las operadoras no han sabido adaptar su actividad a lo que se les venía encima; estaban demasiado ocupadas en “su” negocio, que no era otro que invertir en redes y ver cómo aumentaba el número de clientes. No han sabido dar valor a los bits que circulaban por sus redes y lo han hecho otros, más centrados en ello. Ahora, la solución viene precisamente porque las operadoras rectifiquen, y vayan dándole valor a esos bits. Ya lo avisó el Consejero Delegado de Telefónica en la última reunión del sector en España. Como yo también apuesto por esta opción, cuanto antes, mejor.

      • Sin embargo eso no significa tener que cobrarle a los usuarios en función del dinero que tengan, sino de lo que tengan contratado. Por poner un ejemplo sencillo:

        Si yo contrato un ancho de banda a la operadora de debe dar igual si soy un usuario (cliente) o lo que quiero es montar un servicio (servidor), me ha de cobrar por el ancho de banda que yo estoy usando. Si resulta que he montado un servicio que (por casualidades de la vida) funciona y me hago rico, ¿me ha de cobrar por hacerme rico usando sus redes? ¿y si es así, me pagará si el negocio fracasa?. Evidentemente las respuestas en ambas preguntas es un NO rotundo y con mayúsculas. Si mi negocio va bien seguramente necesitaré más ancho de banda y por lo tanto ellos me cobrarán más, pero no por el hecho de mi facturación sino por el hecho de lo que yo contrate.

        S2

        Ranganok Schahzaman

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: