Una reflexión sobre nuestras Telecomunicaciones y sector TIC

Nuestro planeta ha sufrido los efectos negativos de nuestra actividad de forma especial durante los últimos cincuenta años. Con más sesenta en este planeta, este servidor ha sido uno de los culpables.

Aunque no todo el mundo es consciente, nuestro sector, el de las Telecomunicaciones y la S.I., ha sufrido un descalabro en la última decena de años, con graves consecuencias para todos.  Con más de treinta años trabajando en él, en algunas ocasiones en puestos de cierta responsabilidad, este servidor también ha sido uno de los culpables.

Intento comunicar, con este blog, mi visón crítica y ordenada de dónde estamos, qué ha sucedido, que sucede día a día en este sector, y dar mi versión objetiva y, espero, formada de la realidad.

Acerca de egbueno
Aunque no todo el mundo es consciente, nuestro sector, el de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, ha sufrido un auténtico descalabro en la última quincena de años, con graves consecuencias para todos. Con una irreparable caída del empleo, especialmente el de calidad, una desaparición de la industria, que se nos ha ido a otras latitudes, y una innovación inexistente, el panorama no puede ser más preocupante. Con más de treinta años trabajando en este sector, en algunas ocasiones en puestos de cierta responsabilidad, este servidor también ha sido, guste o no, y en buena parte, uno de los responsables. Asistimos además, y en términos generales, a una degradación de nuestra sociedad, con el triunfo del capitalismo más ramplón, y, en consecuencia, unas diferencias sociales cada vez mas insostenibles, de lo que somos todos responsables. Intento tratar en este blog tres cosas: -Comunicar, con este blog, mi visón crítica y ordenada de dónde estamos, qué ha sucedido y qué sucede en el sector de las TIC, y dar mi versión objetiva y, espero, formada, de la realidad. -Reflexionar sobre la deriva de nuestra sociedad hacia un modelo socialmente insostenible, que ahonda las diferencias entre unos y otros hasta límites que los que ahora sobrepasamos los sesenta nunca creímos que se llegara. -Informar sobre lo que se cuece en el Comité sobre la SI del IIE que presido, con el objetivo de que, quien me siga, pueda participar. Ingeniero de Telecomunicación, ahora presido el Comité de Sociedad de la Información del Instituto de Ingenieros de España. Fue, además, un placer y un orgullo haber pasado antes por Ceselsa e Indra como Director de Relaciones Institucionales, por ANIEL, ahora AMETIC, como Vicepresidente, por la Agencia EFE como Director Gerente, por el COIT como Decano-Presidente, por la AEIT como Presidente y por la ANECA como miembro de su Consejo Asesor.

7 Responses to Una reflexión sobre nuestras Telecomunicaciones y sector TIC

  1. adomon dice:

    Es un honor haber descubierto la primera entrada del nuevo blog de EGBueno y ser el primero en comentar. Opino que el objetivo declarado del blog es interesante, aunque discrepo del término *culpable” que el autor utiliza para calificarse a sí mismo.

    Quedo expectante de leer futuras entradas en las que deseo que además de incidir en el “descalabro” del sector de las telecomunicaciones y las tecnologías de la información, se destaquen por el autor las lecciones aprendidas y se den pistas sobre cómo sortear peligros futuros.

    Para bien y para mal la época de las grandes PTT en régimen de monopolio con sus fabricantes de aparatos electromecánicos o de electrónica artesanal se acabó hace años. Pero los buenos ingenieros seguimos siendo muy necesarios en este nuevo y complejo mundo. Aquí estamos y estaremos. Por muchos años.

  2. maria marced dice:

    Queridisimo Enrique,

    La verdad es que no comparto tu opinion. Las Telecomunicaciones hoy siguen siendo el eje fundamental del desarrollo economico. La revolucion Digital se debe a la conjuncion de dos tecnologias: las comunicaciones y los ordenadores que han posibilitado el desarrollo de la madre de todas las redes: el Internet.

    Europa ha liderado el mercado de la Comunicaciones mientras ha sido capaz de innovar -hasta el GSM mas o menos; y se ha estancado cuando el inmovilismo, la apatia, la falta de incentivos al riesgo empresarial,..etc han hecho finalmente mella en esta sociedad adormecida.
    Que podemos esperar si la mayoria de los estudiantes no quieren ser empresarios sino funcionarios?

    Soluciones: mejoremos el sistema educativo (que es de pena), liberalicemos las leyes laborales (para crear empleo), incentivemos a los emprendedores, creemos fondos de capital riesgo…
    Y a corto plazo empujemos a nuestos jovenes a salir al mercado mundial a aprender y a quitarse el “paletismo” de encima… Os lo dice una amiga que lleva mas de dos decadas moviendose por Europa.

    Besos. Maria
    PS: disculpad la falta de tildes – teclado ingles.

    • egbueno dice:

      María:
      Me temo que hablamos de cosas complementarias. Tú te refieres a aspectos que afectan al conjunto de la economía y la competitividad de los países, como la formación, la política laboral o la existencia de emprendedores, y yo a lo que se ha hecho en un sector concreto, el de las telecomunicaciones, regulado, al que, obviamente, le afectan todo eso, pero que, además, cuenta con aspectos particulares que le diferencian del resto. Como le sucede a los de energía nuclear, la industria química, la construcción o la industria automovilística. Aquí, aparte de lo otro, es donde, desde mi punto de vista, hemos fallado, y es a lo que me refería en mi opinión en el Blog.
      Dices bien cuando recuerdas que fue en el GSM la última vez que Europa estuvo a la altura de las circunstancias, y de eso, no se te olvide, hace más de una década, lo que, en este sector es una eternidad.
      Desde entonces, en Europa se han impuesto las decisiones de los reguladores, y los gobiernos, si han hecho algo, es tirar “patrás”, como por ejemplo hicieron cuando obligaron a las operadoras a endeudarse en cantidades desorbitantes para conseguir autorizaciones para operar en los diferentes países de la U.E.. Ahí se inició la sucesión de errores que nos ha llevado a un sector que no es, en España y en Europa, ni de lejos, lo que estaba llamado a ser a finales del siglo pasado.
      Me quedo aquí, porque si fuera más allá entraría de lleno en el contenido de la ponencia que estamos preparando José Luís Machota y yo para el Congreso sobre la Historia de las Telecomunicaciones, HISTELCON, que este año se organiza en España a primeros de Noviembre, que se titula, la ponencia, “Desde la liberalización de las telecomunicaciones hasta nuestros días: regulación, industria, innovación y empleo”.
      Como debo esperar a esas fechas, pues lo discutimos después. No se te olvide que la Telefónica que tú dejaste era un monopolio, y que, desde entonces y salvo la empresa en que coincidimos de jóvenes, has trabajado en empresas multinacionales no españolas, en mercados libres.
      En cualquier caso, creo que tienes toda la razón en cuanto a que Europa está adormecida, mientras que EEUU va a por todas.
      En lo relativo a la escasa existencia de emprendedores en España, estoy plenamente de acuerdo contigo. Pero no dudes que hemos avanzado muchísimo con respecto a cuando tú y yo éramos más jóvenes. En cualquier caso es una de nuestras carencias más importantes.
      Estoy menos de acuerdo con tu reflexión sobre lo de liberalizar las leyes laborales, aunque creo que un cierto ajuste le vendrá bien. Mira, desde mi punto de vista, uno de los problemas que existen es la falta de compromiso social y con su entorno de las grandes compañías, con Telefónica a la cabeza. Se trata de ganar más, más que el año anterior, y sin límite. El mundo financiero, los que tienen el dinero, los mercados, así lo exigen. Ahí se valora la gestión de un buen ejecutivo. En su capacidad de generar valor para el accionista (y para los primeros ejecutivos). Y para eso vale casi todo, como olvidarse de innovar, de impulsar la tecnología y la actividad industrial en su entorno, o de generar empleo de calidad y bien remunerado. Lo malo es que es sistema regulatorio europeo llega a justificar esa política.
      En este entorno, las relaciones laborales en nuestro sector, el de las telecomunicaciones, son, por decirlo suavemente, regulares. Se recorta permanentemente empleo en los operadores, ahí están las cifras, y se contrata personal, ingenieros incluidos, a través de empresas interpuestas, para eliminar una “carga” más a la empresa. Desaparecen las empresas industriales y crecen las consultoras y su entorno, que alimenta de personal a sus clientes.
      Finalmente, el asunto de la formación. Estoy completamente de acuerdo en que, en general, y desde el parvulario, es lastimosa. Pero, en mi opinión, la enseñanza superior de las ingenierías, al menos la de telecomunicación en algunas Escuelas es buena, aunque, lógicamente, mejorable, por delante, en general, de lo que después se les va a exigir a los ingenieros cuando acaben sus estudios. Es una pena que este nivel de exigencia y calidad haya bajado con la existencia de tantas Escuelas y la caída en el atractivo que ahora encuentra la sociedad por estudiar teleco.
      Bueno, muchas cosas por hablar el día que nos veamos. Si voy a Valencia y estás allí, nos vemos. Si vienes a Madrid, llámame, te invito a cenar en casa sin límite de tiempo para la sobremesa.
      Un fuerte abrazo, ENRIQUE.

  3. Ramon Palacio dice:

    Enrique,
    antetodo enhorabuena por la iniciativa, y un abrazo de amigo,
    Desde “provincias”, con menos tamaño del sector y con menos “instituciones” y grandes empresas, todo se ve “en pequeño”, con menos glamour.
    Pero en un esfuerzo por sobreponerme, sólo veo 3 tipos de ingenieros, los de la piedra (caminos, agrónomos,…), los de la máquina (industriales de todo pelaje) y los del bit o de la información (telecos incluidos).
    Y yo creo que hoy los info-ingenieros somos, y debemos ser, técnicos de la información y científicos del conocimiento.
    Abogo por reducir la cantidad de títulos académicos y trabajar en equipos multidisciplinares. Tenemos un lugar importante en la economía productiva y en la sostenibilidad social.
    De nuevo, un fuerte abrazo,
    Ramon

  4. maria marced dice:

    Querido Quique:

    Siempre es un placer discutir con gente inteligente.

    Pensando en tu nota me han venido a la memoria unas imagenes que publica la prensa de hoy (perdona por la asociación, es solamente circunstancial) y en las qué unos patéticos burócratas subvencionados (lo qué antes llamábamos “sindicalistas”) disfrazados de “capitalistas” arremeten contra el Pte. del Banco de España, contra la banca, los empresarios(la “patronal”) y los mercados a los que culpan de todos los males de la crisis y a los que hacen ser los principales responsables de la misma.
    No entiendo muy bien a qué se refieren con lo de los “mercados”. Al fin y al cabo no deja de ser una abstracción; supongo que se refieren a esa ancestral mania de los humanos de comprar y vender y de hacerlo con libertad en un marco regulado por Leyes democráticamente aceptadas. A mí me parecerían  grotescos si no fuera por la terrible historia que acarrean detras. Alguien dijo que se empieza perdiendo la educación, los buenos modales y se acaba cometiendo cualquier crimen …y se empieza negando los “mercados” y se acaba en el Gulag….

    Discutir sobre las responsabilidades de la crisis es, por lo general, una discusión esteril. Más razonable es hacerlo sobre las políticas, erroneas o no, desarrolladas para abordarla y encararla. Ejemplo, nuestro ” Gran Timonel ” y sus afirmaciones acerca de que ni hay crisis ni se la espera, o su ingenio para gastarse un dinero que ahora necesitamos ahorrar aludiendo a un compromiso con lo “social ” que viene a ser el penúltimo invento de una izquierda trasnochada y que consiste en gastar recursos escasos  para mantener un estado providencialista que atiende a las necesidades de una sociedad subvencionada, adicta a los subsidios.

    Abordas el tema de la preocupación social de las empresas. A las empresas yo les pido que sean eficientes, que generen beneficios, que ganen dinero, que compitan con éxito…y que lo hagan respetando el marco legal e incluso los códigos éticos que regulan las actividades profesionales, respetando, por supuesto, los derechos de sus empleados. Y que paguen los impuestos correspondientes.
    Si Telefónica innova poco, o subcontrata demasiado, o no incentiva en exceso a sus técnicos (incluyendo a los telecos) es, probablemente, porque no necesita hacerlo dado el papel subsidiario que nuestra economía juega en una economía globalizada. Y los que orientan su salida profesional a este tipo de empresas deben saberlo (alguna ventaja tendrán por otra parte). Y si queremos empresas innovadoras, de nuevo tipo, o incluso “socialmente avanzadas” habrá que crearlas. Pero entonces volvemos al principio: y es que eso es el tan denostado ” capitalismo ” que va unido (es mi opinión, y son palabras hermosas y comprometidasque están en el origen de la mentalidad liberal) a la idea de LIBERTAD, de libertad de empresa, de libre mercado (mal que les pese a los del disfraz). Para eso hacen falta empresarios, innovedores y no funcionarios. Y habrá que discutir sobre como usar un recurso escaso como el dinero y si es bueno aumentar la presión fiscal para drenar esos recursos a subvenciones que a veces rozan lo escandaloso, sobre la conveniencia o no de racionalizar (no de suprimir!) un estado del bienestar que empieza a ser una camisa de fuerza, de tomar partido por una ética de la responsabilidad y la sana competencia (incluso competitividad) frente a un igualitarismo que no es sino uniformidad. De incentivar una educación basada en el esfuerzo y en la excelencia…y tambien de liberalizar las relaciones, no sólo laborales, sino todas las que regulan las actividades económicas (qué te parece lo del decreto sobre la rotulación en catalán del inefable cordobés Montilla?), incentivar el riesgo frente al inmovilismo, al innovador frente al conformista….O sea en una dirección muy distinta de la que llevamos….

    Te tomo la palabra. Será un placer compartir esa comida con sobremesa., aunque no iria desde Valencia, sino desde Amsterdam… Hace ya tres años que volvi al mercado global trabajando ahora para una empresa Asiatica.

    Un fuerte abrazo. Maria  
     

  5. Juan Zaforas dice:

    Querido Enrique, celebro y te felicito por esta iniciativa. Espero y deseo que ella te permita volcar en tu blog todas aquellas ideas y pensamientos que te acompañan y que necesitan ser compartidos. Los demás intentaremos dar nuestro punto de vista al respecto y de esta manera entre todos tal vez consigamos encontrar respuestas a todos los interrogantes y retos que vive la actual sociedad global. Un abrazo, enhorabuena y ánimo.

  6. Jose Luis Adanero dice:

    Animo Enrique que esto va bien ,somos muchos los que vamos a seguir a diario tus reflexiones. Un abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: